| El rol sorprendentemente importante que las remesas globales juegan en la adaptación al cambio climático

El rol sorprendentemente importante que las remesas globales juegan en la adaptación al cambio climático

El poder económico de las remesas es ampliamente conocido.

Cada vez que un pago se envía al extranjero, las familias se protegen y las comunidades se fortalecen.

La comunidad global fue testigo de esto durante la pandemia del COVID-19. Las remesas se mantuvieron fuertes — a pesar de proyecciones pesimistas — y significaron un sustento para familias, amigos y seres queridos alrededor del mundo.

Aun así, esa es solo una parte de una historia verdaderamente triunfal. Más allá de sus proclamadas virtudes económicas, las remesas también juegan un rol cada vez más importante en la adaptación al cambio climático.

Aunque es probable que el término sea nuevo para la mayoría, “adaptación al cambio climático” es una expresión cada vez más relevante que abarca los esfuerzos globales por combatir, actualmente y a futuro, el clima extremo.

De acuerdo a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, United Nations Framework Convention on Climate Change), la adaptación hace referencia a los “ajustes en sistemas ecológicos, sociales o económicos en respuesta al cambio climático.

Esto implica el desarrollo de nuevos procesos y prácticas diseñadas para proteger a las comunidades alrededor del mundo. 

Tales estrategias son específicas para cada región.

Por ejemplo, las comunidades agrícolas con una producción grande están amenazadas por patrones de lluvia impredecibles y periodos de sequía sin precedentes. Para combatir estos periodos dañinos (y los efectos económicos de una cosecha reducida), estas comunidades dependen de las estrategias de adaptación.

En otras palabras, dependen de las remesas.

Acceso a Tecnología Esencial

Para las comunidades agrícolas, una mejora en las tecnologías de irrigación y un alojamiento más seguro se han convertido ambas en herramientas esenciales que salvan vidas. Pero si estas comunidades no pueden recibir apoyo financiero — ya sea por el clima extremo o simplemente por descuido — no podrán adaptarse de acuerdo con sus necesidades. 

Las remesas son cruciales, no solo para apoyar el progreso económico de estas regiones, sino también para proteger su salud y bienestar durante todo el año.

Aunque estos descubrimientos están siendo cada vez más reconocidos, ya habían sido documentados desde hace años. 

En el 2017, investigadores de KNOMAD estudiaron los efectos positivos de las remesas en Assam Alto, India — la región noreste que batalla más con inundaciones. 

(Nota: KNOMAD significa Alianza del Conocimiento Global de Migración y Desarrollo (Global Knowledge Partnership on Migration and Development en inglés) y sus descubrimientos han sido instrumentales desde hace tiempo para el avance en la adaptación al cambio climático.) 

En su investigación del 2017, el equipo de KNOMAD comparó los hogares en Assam Alto que recibieron remesas contra los que no.

Sus hallazgos fueron reveladores y alarmantes.

En general, las familias que recibieron remesas tenían más probabilidades de tener seguro, dispositivos de comunicación (teléfonos, cable e internet), y herramientas esenciales como botes, balsas y zócalos elevados para sus casas, todas estas vitales para su seguridad y prosperidad.

La investigación de KNOMAD también descubrió que los hogares que reciben remeses en Assam Alto son un motor para la actividad comunitaria, “un proxy para la cohesión social y el acceso de una familia a las instituciones del pueblo. Con el tiempo, la participación de los hogares que reciben remesas en acciones colectivas relacionadas con el socorro ante inundaciones, recuperación y preparación incrementa.”

En otras palabras, las remesas son un motor para la adaptación al cambio climático en un nivel íntimo y local. 

Remesas Son Más Poderosas que la Ayuda Directa al Extranjero. 

El cambio climático ha estado en el corazón del diálogo global por muchos años.

Los gobiernos han firmado acuerdos, han establecido metas de emisiones y han lanzado incontables iniciativas tanto en el sector público como en el privado.

Mientras que el “financiamiento climático” sigue siendo una misión internacional, las remesas individuales están probando ser aún más influyentes que muchas iniciativas impulsadas por gobiernos. 

De hecho, solamente en el 2021 los flujos de remesas de países de bajos y medianos ingresos llegó a casi $590 billones — un incremento del 7.3% comparado con el del 2020. 

Aunque los números son impresionantes, sus implicaciones lo son aún más.

De acuerdo con el Banco Mundial, “Las remesas representan una cantidad mayor que el triple de los apoyos al desarrollo oficiales y, excluyendo a China, más del 50% que la inversión extranjera directa (FDI). 

En otras palabras, los seres queridos han sido más generosos con sus apoyos que la combinación de toda la caridad de algunos gobiernos globales. Después de todo, los flujos de remesas representan casi el 6% del producto interno bruto (GDP) en países de bajos ingresos.

Y en países como Honduras y El Salvador, las remesas representan más del 20% de su GDP.

No es sorpresa entonces que la migración se pronostica como un método de avanzada para combatir el cambio climático. 

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM, International Organization for Migration), una agencia subsidiaria dentro de las Naciones Unidas, 

Una estrategia de adaptación común en respuesta a los factores estresantes del medio ambiente han sido los hogares que mandan a algunos miembros al extranjero para encontrar modos de vida e ingresos alternativos…   [Las remesas] fortalecen su capacidad adaptativa a largo plazo si se invierten en servicios de salud o en servicios educativos, o en incrementar la producción agrícola.

En última instancia, las remesas proveen a las comunidades con la libertad financiera necesaria para construir vidas más seguras y provechosas.

Y aunque las remesas proveen beneficios a corto plazo, al final crean una barrera contra la creciente amenaza del cambio climático. Al hacerlo, proveen un halo de esperanza para la comunidad internacional. 

En UniTeller estamos honrados de servir a la vanguardia en los flujos internacionales de remesas y estamos emocionados por seguir progresando en nuestro rol de desarrollar un futuro más sustentable. 

Haz click aquí para aprender más acerca de nuestra plataforma de remesas P2P, uLink.

More news

It seems we can't find what you're looking for.